MOCIÓN SOLICITANDO A LA JUNTA DE CASTILLA Y LEÓN QUE MANTENGA COMO HASTA AHORA LOS EQUIPOS MÉDICOS Y DE ENFERMERÍA DEL ÁREA DE SALUD DE VILLADIEGO

26 sep 2016

 MOCIÓN SOLICITANDO A LA JUNTA DE CASTILLA Y LEÓN QUE MANTENGA COMO HASTA AHORA LOS EQUIPOS MÉDICOS Y DE ENFERMERÍA DEL ÁREA DE SALUD DE VILLADIEGO

 

El Pleno del Ayuntamiento de Villadiego, en sesión de 22 de septiembre de este año aprobó la siguientes moción a los efectos indicados:

 

3.- APROBACIÓN DE UNA MOCIÓN SOLICITANDO A LA JUNTA DE CASTILLA Y LEÓN QUE MANTENGA COMO HASTA AHORA LOS EQUIPOS MÉDICOS Y DE ENFERMERÍA DEL ÁREA DE SALUD DE VILLADIEGO.

    El Sr. Alcalde Presidente toma la palabra para mostrar su total apoyo a la aprobación de una moción para solicitar que no se reduzcan los facultativos que prestan servicio en las urgencias del Centro de Salud de Villadiego. Piensa que es un tema muy preocupante para Villadiego y toda su comarca y los pueblos que la integran, y que, por ello, para tratar el mismo, se debe olvidar el color político de cada uno y trabajar toda la Corporación para intentar conseguir el fin propuesto.

    Dice que se ha redactado por los Servicios Administrativos del Ayuntamiento un texto para la moción, propone que sea leído y sea tomado como base para, después, poder introducir, eliminar o cambiar lo que sea necesario, para consensuarlo y remitirlo a la Junta de Castilla y León.

    Por el Sr. Secretario se da lectura al texto citado:

    “El Ayuntamiento de Villadiego muestra una gran preocupación por las noticias recibidas en el sentido de la pérdida de un profesional médico en las urgencias o punto de atención continuada de la Zona Básica de Salud de Villadiego.

    La atención sanitaria en nuestro municipio, el cual, al igual que todos los del entorno que componen esta Zona Básica de Salud, se distingue por una gran dispersión y envejecimiento de la población, es, sin lugar a dudas, la principal preocupación de esta institución local y, por supuesto, sus representantes.

    Siempre oímos que el mundo rural es una prioridad para nuestros gobernantes autonómicos y estatales, pero continuamente se van perdiendo servicios. Es cierto que la población va, poco a poco, disminuyendo pero también es cierto que la misma está cada vez más envejecida y, naturalmente, tiene una necesidad mayor de un servicio sanitario cercano y disponible las veinticuatro horas del día.

    Con los datos en la mano, el número de cartillas sanitarias que dependen del Centro de Salud de Villadiego, no tiene relación alguna con la población empadronada, muy superior, y menos aún con la población que realmente habita en los pueblos que integran la Zona Básica de Salud. Esto se debe a varias circunstancias: la cercanía de la Zona con Burgos capital, la creencia de mucha gente de que la atención sanitaria es mejor allí, la gran cantidad de personas, sobre todo jubilados, que residen en los pueblos la mayor parte del año (muchos de ellos, al menos, desde abril-mayo hasta noviembre, si el tiempo acompaña, que son ya casi todos los años) pero que siguen empadronados en la capital debido a las ventajas que ello les proporciona (por ejemplo el abono transporte) y con las que no podemos competir, y que, por tanto, mantienen también las cartillas allí.

    Todo ello hace que los números en los que se basa la reducción del personal no sean reales. Hay muchas más personas en los pueblos que las cartillas existentes. Se ha comprobado que en algunos de ellos la proporción es de la mitad e incluso menos. En épocas veraniegas, navidades, puentes o Semana Santa, la población se multiplica y, entonces, la relación entre las cartillas a las que, en teoría se asiste, y las personas que realmente viven en los pueblos y son potencialmente “clientes” del servicio sanitario, es en muchos casos totalmente desproporcionada (hemos comprobado casos de pueblos pequeños que se multiplica por más de veinte).

    Sabemos que algunas de estas personas ante un caso de relativa urgencia se dirigen al centro donde tienen ubicada su cartilla en la capital, pero también es cierto que otros muchos tienen, por necesidad, que acudir al Centro de Salud de Villadiego.

    Este Ayuntamiento lleva años intentando hacer una labor pedagógica en el vecindario para que la gente tenga domiciliada su cartilla sanitaria en el lugar donde realmente reside y para que, si es necesario porque pasa unos meses en Villadiego y otros en cualquier ciudad o población, cambie la dirección de esa cartilla dos veces al año. Sin embargo se dan reticencias, algunos se piensan que la atención es mejor en “la capital”, menos para asuntos de pequeña importancia como la petición de una receta, en los que nuestro Centro de Salud tiene que atenderlos porque, claro, aquí hay menos cola, y, además, las personas más mayores tienen miedo a que sus datos, historial, tratamientos, se pierdan con tanto cambio. Nuestro compromiso es seguir intentando que la situación de las cartillas sanitarias se corresponda más fielmente con las personas que realmente se atienden en nuestro Centro de Salud.   

    La reducción de un facultativo en las urgencias de nuestro Centro es, para los vecinos del municipio y para este Ayuntamiento, una pérdida irreparable. La sensación que se instala en todos nosotros es de un desánimo enorme, trabajamos a diario para que nuestros vecinos, aunque vivan en una zona rural y muy diseminada, puedan disfrutar de los mejores servicios posibles, con un gran esfuerzo mantenemos calles, abastecimiento de aguas, alcantarillados, la recogida de basuras, construimos nuevos edificios para dotar los servicios sociales, levantamos o arreglamos pequeños salones sociales para las poblaciones con menos habitantes, mantenemos los consultorios médicos, levantamos instalaciones deportivas y parques, todo con un trabajo y una aportación imprescindible de todos los vecinos. Cuando se reciben noticias tan desagradables como esta, en las que la decisión no depende de estos vecinos sino de unos números fríos que, posiblemente, además no se ajustan a la realidad, la moral se viene abajo y la sensación de abandono de nuestros pueblos es total.

    Por todo ello el Ayuntamiento de Villadiego no está en absoluto de acuerdo con la reducción de un facultativo en el punto de atención continuada de la Zona Básica de Salud de Villadiego, en base a las razones siguientes, además de las ya expresadas:

    1.- La Zona Básica a la que nos referimos tiene una cantidad enorme de pequeñas poblaciones, muchas de ellas con acceso por carretera bastante deficiente, además, las distancias entre los pueblos de la zona más al Norte y los del extremo Sur son muy elevadas, por lo cual los tiempos de traslado son muy altos. En el caso de una atención con desplazamiento a esas zonas más alejadas, el Centro de Salud va a encontrarse cerrado y sin personal seguramente durante mucho tiempo. Lo cual es peligrosísimo para la salud de otras personas que puedan necesitar atención en esos momentos.
     Nos gustaría saber como se va solucionar este problema que se repetirá siempre que coincidan dos atenciones a la vez, si una de ellas supone un desplazamiento.

    2.- Pensamos que la pérdida progresiva de efectivos en los servicios sanitarios de las Zonas Básicas de Salud rurales, va a suponer a corto plazo un colapso en los servicios de urgencias de la capital. La gente va a terminar demandando sus servicios para casos que se podrían arreglar en nuestros centros de salud, pero que si no están bien atendidos propiciarán la salida de los vecinos hacia Burgos al mínimo contratiempo.

    3.- La solución al problema de la coincidencia de una atención con desplazamiento con otra petición que no puede atenderse, podría solucionarse con el traslado de efectivos en ese momento de otros centros de salud cercanos o con servicios de emergencias del 112, por ejemplo. Creemos que por parte de la Gerencia de Atención Primaria se debe estudiar el coste que puede tener ese servicio, por así decirlo, externo, al cabo del tiempo y si va a resultar incluso más costoso que mantener al facultativo que asegura que esa situación no se dé.

    Los profesionales sanitarios del Centro de Salud de Villadiego nos han ayudado con la descripción de la realidad y nos hemos basado en su opinión profesional para la redacción de esta moción que se presenta al Pleno del Ayuntamiento de Villadiego. Además, una vez aprobada por el mismo, se llevará al Consejo de Salud de Zona que se celebrará el próximo día 30 de septiembre de 2.016, buscando el apoyo de todos los participantes en el mismo.”

    Visto lo que antecede, el Pleno del Ayuntamiento de Villadiego, por unanimidad de todos sus miembros presentes, lo que supone la mayoría absoluta del órgano, acuerda:

    Primero: Aprobar la moción citada con la solicitud a la Junta de Castilla y León del mantenimiento de los equipos médicos y de enfermería en la Zona de Salud Básica de Villadiego, específicamente en el servicio de atención continuada.

    Segundo: Remitir este acuerdo a todos los Ayuntamientos incluidos en nuestra Zona de Salud Básica, para que, si lo consideran oportuno apoyen igualmente esta propuesta.

    Tercero: Presentar la moción, también en el Consejo de Salud de Zona a celebrar el próximo día 30 de septiembre, buscando el respaldo de los profesionales sanitarios.

 

Certificado de dicho acuerdo se remitió al Delegado Territorial de la Junta de Castilla y León en Burgos y al Gerente de Atención Primaria de Burgos a los efectos oportunos. Así mismo se remitió copia de la moción a los Ayuntamiento afectados de la Zona Básica de Salud de Villadiego para que realicen acuerdo similares en apoyo a la misma.